Supongamos que una persona quiere ir del punto A al punto B. Según este singular esquema tendría 2 caminos: ir de A a B directamente o hacerlo pasando por C y por D. Obviamente el camino que conlleva el menor gasto económico es el directo. Bueno, lamentablemente la sociedad argentina ––en su mayoría–– no elige esto último. ¿Cómo es esto? Paso a explicar.

El sistema de salud que hoy en día ofrece nuestro país es ineficiente a nivel económico. Si bien suena frívolo analizar numéricamente un sistema que tiene la finalidad de salvar vidas, eso no puede hacernos perder de vista que todas las decisiones de la vida tienen implicancias económicas. Si el sistema de salud fuese eficiente, podrían salvarse aún más vidas, y el Estado evitaría tanto derroche de dinero.

El análisis económico de las penas alternativas en el campo del derecho penal necesariamente debe centrarse en un estudio del costo / beneficio que los distintos tipos de sanciones generan. En este marco, es imposible no partir desde una cuantificación del gasto en que incurre el Estado para mantener el sistema carcelario y de cuáles son los reales beneficios que el mismo genera.

Mi trabajo de investigación tiene como objetivo encontrar la justificación del porque la evasión no tiene que estar en el CP, mucho menos compartir el art.172 con la estafa y sí en la LPT. Así como tratar de fundamentar la diferencia de la cuantía de la pena que decidió el legislador entre la evasión simple y la estafa, y así responder a la pregunta ¿tiene que tener una pena mayor la evasión que la estafa, por más que compartan el 90 % de las condiciones del tipo penal?

Copyright cieje.com / 2019