Dice Kate Millet en “Política Sexual” que el coito no se realiza en el vacío; aunque parece constituir en sí una actividad biológica y física, se halla tan firmemente arraigado en la amplia esfera de las relaciones humanas que se convierte en un microcosmo representativo de las actitudes y valores aprobados por la cultura.

La ratificación por parte de nuestro país de la Convención de Belem do Pará en el año 1.996 generó la inclusión del concepto de violencia de género dentro de la órbita jurídica supralegal que gozan los Tratados Internacionales. El concepto de “género” trae aparejado, consigo, cambios implementados a partir de la sanción de leyes, desarrollo de políticas criminales y decisiones judiciales. Sin embargo, las consecuencias jurídicas que estas modificaciones implican en el orden constitucional pueden generar la aparición de conflictos en las garantías del justiciable como las enmarcadas en el derecho de defensa, legalidad e igualdad.

Copyright cieje.com / 2019