En estos días nos encontramos frente a una fuerte ––y necesaria–– discusión sobre la “nueva” reforma del sistema de Riesgos del Trabajo especialmente de la ley 24.557 (Ley de Riesgos del Trabajo – LRT), que junto con las leyes modificatorias y decretos[1], constituyen el pilar fundamental que rigen a los trabajadores, empleadores y Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) en materia de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (es decir, aquellas que se originen en ocasión, causa o vinculación con el trabajo).

Copyright cieje.com / 2019